enero 2014 Publicaciones de blog (12)

LA AVENIDA HIDALGO, EL CORAZON DE LA CIUDAD. Por: JAIME ENRÍQUEZ FÉLIX

Foto: LA AVENIDA HIDALGO, EL CORAZON DE LA CIUDAD JAIME ENRÍQUEZ FÉLIX Iniciaba donde hoy está el telégrafo y terminaba en la tienda La Cadena, casi contra esquina del Club Blanco y Negro, que hoy está enfrente de La Acrópolis en el mercado de más tradición del Estado de Zacatecas. No eran los límites urbanos: era, sencillamente, el paseo nocturno de los zacatecanos por las dos aceras: un ir y venir ordenado e inacabable, unos en procesión por la derecha, los otros de vuelta hacia la izquierda. La acera derecha era la de los ricos: viniendo de la Catedral hacia el caballo de González Ortega, había que pasar por “la fortaleza”, el Globo, el Teatro Calderón, la Posada de la Moneda, el Cine Ilusión o el popular “hilachas”, la casa de la familia Salinas -una de cuyas descendientes casó con don Antonio Ortiz Mena, padre del Desarrollo Estabilizador en México, desde la Secretaría de Hacienda.- Caminábamos por el portal de Rosales, pasando por El Ferrocarril, la tienda de Samuel Zesati -donde se vendían desde agujas para tocadiscos hasta joyas y los discos de Los Tecolines, Los Panchos, la Lola Beltrán, La Matancera, Celia Cruz y, desde luego, de Elvis Presley-. La farmacia del Maestro Campos a continuación, padre éste de las Heribertinas que embriagaron a cientos y miles de alumnos del entonces Instituto de Ciencias de Zacatecas. (Sólo era alcohol, agua y una tintura que coloreaba el cognac zacatecano y que se servía en garrafones de cristal gordo de 25 litros, para hacer la delicia del Día del Estudiante o de cualquier otra fecha celebrada por el alumnado) La tienda del Ferrocarril exhibía carretillas, lámparas de bombilla, estufas de fierro colado de Coahuila y jaulas para pajaritos. Luego estaba “La Sevillana” de Don Roque Acevedo, donde entre 7 y 9 de la noche era fácil ver al maestro Espino con su elegante sombrero gris, su traje con chaleco, sus botines y, desde luego, su leontina, recargado en una barra que había sido colocada en el ventanal para impedir que este se rompiera. Al refrescar la noche, iniciaba el maestro su graciosa huída enfrente del callejón de las Campanas. Ascendía hacia el templo de Santo Domingo para llegar a su morada. Continuaba la casa de los Arellano Zajur –padres de pintores y la casi Miss México de la época, el Banco Mercantil de Zacatecas de los Sescosse y su bella descendencia. Puerta con puerta, la ya mencionada Acrópolis, del maestro Said Saman, que nos enseñaba el francés en el Instituto con celo y perfección y que, en terminando sus deberes académicos, era siempre ubicable frente a su caja registradora. Los dos pisos de la nevería estaban repletos de sol a sol, con los cafetólogos de la ciudad, porque los turistas no existían. Después estaba el Hotel –que eran baños de vapor- o los baños que eran hotel. La tienda de vinos y licores de los Acevedo, la farmacia del señor Medellín que vendía la pomada anodina que él mismo fabricaba, y después se sumaron en el mismo recinto las mujeres de la familia, para hacer delicados pastelillos que aromatizaban el callejón contiguo. Seguía en el recorrido, que tantos podemos aún describir de memoria, La Impulsora Eléctrica, que vendía mangueras, focos y transformadores. El hotel del señor Murillo, que también tenía un lote de autos por la avenida González Ortega, el Centro Club, cantina del señor Valadez, el café de los sicodélicos de Carlos Perales, la tienda de Tola de las modas exquisitas de las ricas, y finalmente el telégrafo. Allí terminaba el paseo de lunes a viernes en la Avenida Hidalgo, en la acera que ubicaba a los ricos de la ciudad. La acera de los pobres se iniciaba con lo que era el Banco Ejidal y la Casa Hernández. Luego el ex alcalde López Cortés que vendía desde guayaberas, sombreros tipo Juan Orol, mandiles, lentes oscuros y tejanas. La casa de Carmelita López de Lara estaba a continuación, luego la tienda del señor Espinosa, de revistas y periódicos, la Canadá, los dulces de leche, el comercio de ropa para niños y la farmacia de los López de Lara, el Paquín en su segunda época, la tienda de los Jaquez, la panadería de los chinos -donde ahora está el Sanborns-, el banco –que tuvo como gerente al señor Ríos durante muchos años –chaparrito con sonrisa Colgate-, el colegio Juana de Arco de las niñas ricas con su cuello de plástico como un babero sofisticado, la Ciudad de Londres -una de la mejores tiendas del país en su época, con productos de importación de las “Europas”-, la farmacia, la tienda de un señor de pelo blanco que decían era de Calera, la Kodak de los Munguía, el consultorio del doctor Márquez, la tienda de los cuates Enciso con sus también cuates leones en el techo, que importaba sombreros Tardán con la impresión de la Tardán de la Fifth Avenue de Nueva York – yo aún conservo uno, comprado quizá por mi abuelo en los principios del siglo pasado-, la tienda de don Catarino Saucedo, que vendía desde tambores, uniformes y trajes para conscriptos, la chocolatería Niza surtida con productos europeos y desde luego, el chocolate Constazo de San Luís Potosí, donde los arlequines con diferentes rostros iban desde el llanto a la sonrisa.. La calle terminaba con el mercado. Esa era la acera de los pobres: las semillas, las palomitas y cualaistas eran los productos que se consumían en esa acera. El sábado y el domingo no había paseo en ese horario. Los pobres y los ricos carecían de coche, por lo que la calle era prácticamente una vía peatonal. Cuando la banda tocaba en la Plaza de Armas con su kiosko que alguien robó y sus bancas verde pistache, aquello era una fiesta popular alrededor de don Juan Pablo García con su sombrero de carrete al estilo de My Fair Lady. Aunque la avenida Hidalgo continuaba, eran sólo cuatro cuadras de un lado y cuatro del otro las que realmente “contaban”. Los callejones que la atravesaban no coincidían el uno con el otro, pero la perspectiva arquitectónica era bella, con soberbia y donaire. Paseábamos viendo y reviendo el encanto de la ciudad y su legendaria gallardía. Nunca creímos que París fuera más bello que nuestra arteria fundamental de la capital zacatecana, de donde todo lo demás se derivaba. Ricos y pobres convivíamos de una u otra manera con respeto, y el ir y venir, era como un ejercicio disimulado, nocturno, que permitía bajar la cena para algunos y hacer hambre para otros. Así, los zacatecanos disfrutábamos de una ciudad que, diseñada para carretas y carretones, daba paso a los ciudadanos que con frío y lluvia deambulábamos ordenadamente, todos en un sentido y luego en el sentido contrario. Hoy, la nostalgia y los tiempos idos, nos acrecientan el cariño por la bizarra capital y sobre todo, por sus pobladores eternos, que construyeron palacios para que las generaciones de hoy los disfrutemos con todo su esplendor.

Iniciaba donde hoy está el telégrafo y terminaba en la tienda La Cadena, casi contra esquina del Club Blanco y Negro, que hoy está enfrente de La Acrópolis en el mercado de más tradición del Estado de Zacatecas. No eran los límites urbanos: era, sencillamente, el paseo nocturno de los zacatecanos por las dos aceras: un ir y venir ordenado e inacabable, unos en procesión por la derecha, los otros de vuelta hacia la…

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 28, 2014 a las 8:12am — No hay comentarios

Evalúan colocar una estatua de Cristo Rey en el Cañón de Juchipila

Con el objetivo de detonar el turismo religioso, autoridades de los tres órdenes de gobierno dieron a conocer la evaluación del proyecto para colocar una estatua monumental de Cristo Rey en la región del Cañón de Juchipila.

Jorge Cárdenas Oliver, subsecretario de Servicios de Apoyo al Turismo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), informó que este organismo evalúa colocar una estatua de bronce de Cristo Rey, que competirá en tamaño a…

Continuar

Agregado por Paul Duran Avila el enero 27, 2014 a las 2:03pm — No hay comentarios

Alfombra de zacate y flores.

Y regresar el tiempo

tiempo que dejé atrás…

Continuar

Agregado por Luis H. Rodríguez Silva el enero 25, 2014 a las 9:30pm — 6 comentarios

MAURICIO MAGDALENO

Nació en la Villa del Refugio, la que por disposición oficial se denomina “Villa García de la Cadena”, aunque la población la siga llamando por su nombre ancestral: Tabasco. También fue conocida como “Meca Tabasco” cuando arribaron los españoles a la región, quienes tuvieron la férrea voluntad de aplastar a los indígenas de la zona. Nadie hubiera podido predecir jamás, que allí se gestaría la vida de uno de los…

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 14, 2014 a las 2:29pm — No hay comentarios

ANTONIO “TONY” AGUILAR

A mediados de los años 80 del pasado siglo, en uno de los múltiples viajes a mi tierra, requeríamos…
Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 14, 2014 a las 1:28pm — No hay comentarios

Planean colocar letrero espectacular al estilo Hollywood

 

Al puro estilo de Hollywood, el municipio planea levantar un letrero gigantesco con la leyenda de "Tabasco" sobre el cerro alto.

El alcalde del Municipio Tereso Guerrero, explicó que este proyecto se trata de una iniciativa privada, en donde un grupo de habitantes le hizo la propuesta de levantar un letrero espectacular con el nombre del…

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 14, 2014 a las 1:00pm — No hay comentarios

FERIA JUCHIPILA 2013





 

 

 …

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 12, 2014 a las 5:28pm — No hay comentarios

LA FE, antiguos refrescos 100% juchipilenses de la década de los 40s.

LA FE, antiguos refrescos 100% juchipilenses de la década de los 40s.

MANUEL MIROLA QUEZADA

Históricamente, Juchipila desde la época colonial, tras su refundación que tuvo lugar entre diciembre de 1541 y enero de 1542, gozó de una relevancia en todos los aspectos tanto político, social, cultural y hasta religioso, pues fue…

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 12, 2014 a las 5:13pm — 1 comentario

LA FLOR MÁS BELLA ZACATECANA

LA FLOR MÁS BELLA ZACATECANA



Por: JAIME ENRIQUEZ FELIX



Se llama Guillermina Jiménez Chagoya, pero el mundo la conocerá para siempre como Flor Silvestre, una bella mujer, digna representante del folklore mexicano, que ha destacado durante sus 70 años de carrera artística como cantante y actriz de cine, teatro, televisión y espectáculos ecuestres de primer nivel.

Famosa por su particular estilo…

Continuar

Agregado por Club Tabasco Zacatecas el enero 12, 2014 a las 5:06pm — 1 comentario

tabasco zac primera reunion intermunicipal de Seguridad Publica

Agregado por Paul Duran Avila el enero 6, 2014 a las 5:58pm — No hay comentarios

TOPONIMIA DE TABASCO POR JAIME QUEZADA

He visto que en tu municipio dan como "tierra húmeda" la definición de Tabasco. Analizando lo que es la palabra original nahoa que es Mecatahuazco (en náhuatl no hay "b" ni "s"), desglozándola así: mécatl, cordón, lazo, soga; a, de atl, agua; hua, humedad, mojado; co, es el locativo que significa lugar, dando…

Continuar

Agregado por Paul Duran Avila el enero 1, 2014 a las 7:00pm — No hay comentarios

Sueños lejanos.

Quisiera...



...quisiera llegar un día a mi pueblo por el rumbo del Cerro Alto,…

Continuar

Agregado por Luis H. Rodríguez Silva el enero 1, 2014 a las 3:37am — 1 comentario

Archivos mensuales

2019

2018

2017

2016

2015

2014

2013

2012

2011

2010

1999

VISITANTES


© 2019   Creada por zacatecas.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio